Vehículos compartidos y de autoservicio

Los vehículos compartidos y de autoservicio son soluciones de transporte que se completan con la red TBM y se enmarcan plenamente en el concepto de intermodalidad del transporte.

BOOGI: uso de vehículos compartidos con correspondencia con la red TBM

BOOGI es una aplicación móvil de vehículos compartidos destinada a poner en contacto a conductores y pasajeros para efectuar trayectos de corta distancia. De este modo, puede empezar o terminar su trayecto en coche y después o antes utilizar las líneas de la red TBM para hacer el resto de su desplazamiento.

  • Boogi es una aplicación gratuita disponible para iOS y Android
  • Para más información, entre en boogi.fr

CITIZ, YEA! y BLUECUB: vehículos de autoservicio

Los vehículos de autoservicio son una prestación de alquiler de corta duración (1 hora, una noche, un fin de semana…) con el que, después de inscribirse, se puede utilizar un coche en función de sus necesidades, gracias a una red de estaciones urbanas repartidas por el área metropolitana.

  • CITIZ BORDEAUX

CITIZ BORDEAUX pone a su disposición varios modelos para elegir: desde pequeños vehículos urbanos hasta otros más polivalentes, pasando por los monovolúmenes, disponibles gracias a una tarjeta personal o directamente con la aplicación móvil Citiz.

  • YEA!

A los vehículos Citiz que tienen sus propias estaciones en el área metropolitana, se añaden ahora los coches Yea! Esos vehículos, que no necesitan reserva previa, no tienen estaciones propias y están disponibles en el perímetro interior de los bulevares. Se puede acceder a los Yea! directamente con una tarjeta Citiz o mediante la aplicación móvil Citiz. Los Yea! son geolocalizables con un smartphone y se pueden bloquear durante 15 minutos para tener tiempo de llegar hasta ellos. Luego se pueden estacionar en cualquier plaza de aparcamiento normal del perímetro delimitado por los bulevares de Burdeos.

  • BLUECUB

BLUECUB consta de 200 coches eléctricos ágiles y eficaces en medio del tráfico. Con cambio automático y motor eléctrico, son cómodos tanto para el conductor como para los pasajeros y para los transeúntes, que agradecen lo silenciosos que son.